Tanto las asociaciones de farmacias como las empresas de distribución, a través de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), ofrecen a las autoridades sanitarias una solución para reducir el contagio del COVID-19 entre los pacientes pertenecientes a grupos de riesgo que durante esta crisis están teniendo que acudir al hospital para retirar los medicamentos de su tratamiento.

El planteamiento consiste en facilitar a las farmacias comunitarias que dispensen a coste cero aquellos medicamentos que se entregan en los hospitales, contando con el apoyo de los distribuidores farmacéuticos y siguiendo aquellas medidas consideradas oportunas por las autoridades sanitarias. Con el fin de evitar cualquier posible contagio, se aconseja no acudir a los hospitales y reducir las visitas de aquellos pacientes que retiran allí sus medicamentos.

Los profesionales sanitarios en farmacias y sus distribuidores opinan que facilitar la dispensación en las farmacias trae consigo diversas ventajas, a parte de la de acercar al ciudadano su medicación. Algunas de ellas son la reducción de riesgo de contagio, la atención personal y evitar otros problemas asociados a la crisis sanitaria como puede ser abandono del tratamiento. Además, los farmacéuticos llevarían el control del seguimiento durante los tratamientos de los pacientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies