El Gobierno ha aprobado continuar con la medida que permitía a las farmacias suministrar a los pacientes su medicación a domicilio. Así recoge esta prolongación el Real Decreto-ley 21/2020 de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación frente a la crisis sanitaria del COVID 19. Se considera que esta forma de obtención de los fármacos sea posible mientras dure la crisis sanitaria.

El Gobierno comunicará esta declaración “de acuerdo con la evidencia científica disponible, previo informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias”, tras haber consultado a las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El Real Decreto cita, siempre que exista “una situación excepcional sanitaria, con el fin de proteger la salud pública, o bien cuando la situación clínica, de dependencia, vulnerabilidad, riesgo o de distancia física del paciente a los centros indicados en los párrafos b) y c) del artículo 3.6 del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (es decir, farmacias y servicios de Farmacia Hospitalaria) que así lo requiera”. Las distintas comunidades autónomas decidirán las medidas que consideren adecuadas para entregar los medicamentos asegurando una atención apropiada, así como los puntos de recogida, como pueden ser centros de salud, además del propio domicilio de la persona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies