Para controlar la gestión económica de nuestra farmacia durante esta compleja situación debemos dedicarnos a ella a diario, con el fin de lograr un equilibrio económico. Queremos darte una serie de consejos: 

  • Realizar una previsión de la facturación que vamos a alcanzar los próximos meses. 
  • Reducir los gastos que sean innecesarios en estos momentos. 
  • Ajustar las compras a las nuevas circunstancias, concentrándonos en lo necesario para el día a día y eliminando aquellas compras que eran a largo plazo. 
  • De ser posible, detener las preventas ya realizadas que no se adecuen a la demanda actual negociando con nuestros proveedores. 
  • Amoldar los gastos y a compras en relación a la facturación prevista. 
  • Comparar los ingresos previstos con los que se van produciendo para detectar posibles desviaciones para tomar las medidas necesarias. 
  • Encontrar el punto de equilibrio financiero. Esto es la cantidad mínima que debemos facturar para sobrellevar los gastos fijos donde el beneficio sería 0. Para calcularlo se divide la suma de los gastos fijos entre el margen comercial medio de la farmacia. Con ello evitaríamos pérdidas. 

Teniendo en cuenta que nuestro equipo de farmacia es lo más importante, respetando la legalidad se pueden llegar a acuerdos con nuestros empleados en relación a vacaciones y reducciones de jornada. Un ERTE puede ser una alternativa que puede ser viable para las SL. 

El Real Decreto Ley 7/2020 de 12 de marzo recapitula una serie de medidas de apoyo de carácter transitorio. En el artículo 14 se recoge el aplazamiento de deudas tributarias, el cual resumimos a continuación:  

 

  • La prórroga se podrá solicitar por las farmacias que en 2019 hayan recaudado menos de 6.010.121,04 €. 
  • Afectará a las declaraciones y autoliquidaciones cuyo plazo de ingreso máximo figure entre el 13 de marzo y el 30 de abril de este año.  
  • El plazo máximo fijado para esta demora será de 6 meses desde la fecha de solicitud del aplazamiento.  
  • La suma máxima a aplazar será de 30.000€. 
  • No habrá intereses de demora durante el primer trimestre, pero sí durante el segundo. 

 En los casos que lo requieran, y habiendo estudiado en detalle nuestra propia situación, existe la opción de recurrir a financiación externa.
No olvidemos que la crisis terminará pasando y mientras podemos verla como una oportunidad para reforzar la unión de nuestro equipo y fidelizar a nuestros clientes. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies